Habitualmente, se recomienda acudir a una clínica dental integral en Móstoles al menos una vez al año. En el caso de aquellas mujeres embarazadas, debe prestarse una atención aún mayor, puesto que se producen una serie de cambios hormonales que repercuten en su salud bucodental. Hoy te contamos cómo.

El principal problema con el que se encuentran muchas mujeres es la llamada gingivitis del embarazo. Los aumentos de los niveles de estrógenos hacen que la encía se vuelva más sensible frente a la placa bacteriana y se inflama, enrojece y sangra con facilidad. La gingivitis no es una patología grave en sus primeras etapas, pero si no se trata puede derivar en una periodontitis, cuyos síntomas conllevan la retracción de las encías e incluso la pérdida de piezas dentales. Por todo ello, acudir a una clínica dental integral en Móstoles para realizar limpiezas periódicas y eliminar el sarro es fundamental.

También es común que aparezcan caries debido a que aumenta la acidez en la boca, que debilita el esmalte. Los vómitos, si son muy frecuentes, terminan por debilitar las capas externas de los dientes y se vuelven más vulnerables frente a los azúcares y bacterias responsables de la caries. Reducir el consumo de azúcares, optar por una alimentación más saludable y no olvidar los hábitos de higiene dental será de vital importancia para la mujer embarazada.

Por último, aunque no se trata de un problema grave, muchas mujeres afirman sentir ardor, picor y sequedad bucal. Esto es lo que se conoce como el síndrome de la boca ardiente y será necesario comunicarlo al especialista para que este recomiende unos dentífricos y colutorios menos agresivos.

Como ves, el embarazo y los cambios hormonales que conlleva repercuten de forma directa en la salud bucodental. Desde C. Dental Bucosanitario te animamos a cuidar de tu higiene bucodental y te animamos a venir a consultarnos ante cualquier duda.